Si me conoces (o me estás siguiendo recientemente en redes), sabrás que soy FAN #1 de las series que tienen que ver con medicina. Nunca quise ser doctora en medicina, ni cuando me lo preguntaban de pequeña, pero estas series tienen algo que me cautivan y me mantienen atentas mientras me ejercito en la trotadora. Son los mejores 45 minutos de cardio del día.

 A lo que voy. Resulta que estoy viendo New Amsterdam, serie que describe la vida de los médicos, residentes, enfermeras y pacientes de un hospital público. El Dr. Max Goodwin es el director del hospital y la serie se basa en el libro Twelve Patients: Life and Death at Bellevue Hospital, escrito por el Dr. Eric Manheimer.

 No te voy a dar ¨Spoilers¨ de la serie por si un día te animas a verla. Lo que sí quiero compartirte son algunas lecciones que me da el liderazgo del doctor Goodwin en la serie y cómo estas están atadas a un liderazgo transformacional.

Según Maraboto (2021) el liderazgo transformacional es un estilo de liderazgo en el cual los líderes alientan, inspiran y motivan a los empleados a innovar y crear cambios que ayudarán a crecer y dar forma al éxito futuro de la empresa. Yo lo defino como dar dirección, ser ejemplo y dejar a los otros ser.

Hoy te comparto las ocho lecciones que me da New Amsterdam a través del liderazgo transformacional del Dr. Max Goodwin.

  1. Transmite un propósito a su equipo. No van a la deriva, saben cuál es el norte porque el líder así lo transmite. ¿Tiene nuestra organización un propósito? ¿Qué tan alineado está con tus acciones como líder?
  2. Su ejemplo habla más alto que sus palabras. Max no solo le dice a su equipo cómo se deben hacer las cosas, sino que él es el primero en hacerlas y hacerlas bien.
  3. Está accesible. No es un líder distante que solo lo podrás encontrar en su oficina en el piso más alto del hospital con vista a la playa. Camina por el hospital como uno más de sus empleados y siempre preguntando: ¿Cómo puedo ayudar?
  4. No le teme a tomar decisiones radicales. Como líder es imperativo tener firmeza y a la vez ser justos en el momento preciso. Eso sí, también afronta las consecuencias.
  5. Muestra su vulnerabilidad. No le teme a abrirse, compartir sus emociones, y mejor aún, no se siente inferior por dejarse guiar por quien más sabe.
  6. Es un facilitador de herramientas. Se destaca por resolver en vez de echar culpas a la gerencia, a la falta de presupuesto, al gobierno y a la vida misma. ¿Te suena familiar?
  7. Cuestiona y reta los procesos. No se conforma con ¨Es que siempre lo hemos hecho así¨.
  8. No le teme al cambio. Yo creía que yo era la fiel seguidora del #sinmiedoaloscambios, pero Max me ganó. Para hacer grandes cambios, hay que tener grandes agallas que harán que el miedo se asome. No por eso dejaremos de actuar. Recuerda mi lema: No es que no me da miedo, es que ya no me paraliza.

En la serie se trata de sacudir por completo el hospital, de romper con viejas estructuras, de sacar las malas intenciones y la corrupción, de poner nuevamente el enfoque en el paciente.

¿Qué estás dispuest@ a hacer tú como líder en tu organización para lograr un liderazgo transformacional?

La autora es la Dra. Yessicca Fargas es consultora de negocios, coach de carrera y presidenta de YFG Professional Development Consulting, una firma de consultoría en coaching y desarrollo profesional. A través de su empresa promueve el desarrollo de los líderes para ejercer un liderato transformacional. Conoce más de su gesta y sus eventos de desarrollo en www.yfgconsulting.net

(Visited 4 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.